Dick Bruna nació en Utrech en 1927

Fue un ilustrador y diseñador gráfico famoso en el mundo entero, especialmente por la creación del conejit@ Miffy o Nijntje como se lo conoce en Holanda.

¿Cuántas hemos tenido entre las manos alguno de sus libros? Publicó más de 12o libros así que hay muchas posibilidades que tu también tuvieras alguno en tu biblioteca.

Empezó a dibujar durante la Segunda Guerra Mundial, porque no podía ir a la escuela y buscó en qué ocupar su tiempo. Luego, estuvo trabajando en la empresa editorial familiar en Londres y en París, dónde descubrió a Matisse y le inspiró a dedicar cada vez más tiempo en el dibujo.

A partir de 1951 trabajó como diseñador de portadas de libros, carteles y logotipos y poco más tarde encontraría su vocación creando libros ilustrados infantiles.

¿Por qué se hizo tan famoso? Dicen que la fuerza de sus diseños está en la simplicidad, en los colores brillantes y el tamaño de sus libros, pensado para manos pequeñas. Pero quizás lo más destacado es que sus dibujos son como pictogramas; cualquier niño reconoce una casa, un perro, una manzana, en sus dibujos. Se diría que habla su mismo idioma.

Hasta su jubilación, era normal verlo dirigirse a su estudio en bicicleta, entre los canales de Utrech y es que él nunca se vio como alguien famoso, sino más bien como el abuelo de Miffy. Una frase famosa suya fue “Tengo poco talento, y tengo que trabajar muy duro para hacer algo con él” Simplemente, Dick Bruna.

Nos dejó no hace mucho, en el 2017 a la edad de 89 años.

Si quieres saber más de este genio del diseño, clica en el enlace y lo conocerás un poco más.